• Joe Calderón

Nuestra confianza en Dios

Aktualisiert: Feb 9

Salmos 23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

"Es humano tener miedo"

En este último año del 2020, el mundo se encontró bajo el control y dominio de un Virus conocido como COVID 19, donde muchos de nosotros experimentamos la pérdida de un ser querido, no hay palabras para expresar dicho dolor, sobre todo no poder darle una digna sepultura a ese ser amado, también pudimos ver como muchas de nuestras amistades o personas que conocíamos dejaron de existir a causa del ataque mortal de este virus, todo esto ocurrió en este año que acaba de pasar y que marcó la historia en el mundo entero.


Empezamos un año nuevo y muchos de nosotros nos preguntamos, qué sucederá en este año ya que el virus sigue activo, hoy las noticias nos comunican que en Inglaterra se ha detectado él Cepa Coronavirus donde la pandemia se agravó dejando a ese país aislado, y aún así se ha detectado él Cepa Coronavirus en diferentes países del mundo entero.


Que podemos hacer ante tan grande realidad que nos toca vivir, el pasaje bíblico que hemos podido leer nos enseña que ninguno de nosotros estamos libres de no pasar por el valle de sombra de muerte, dándonos a entender que en un momento determinado pasaremos cada uno de nosotros por el valle de sombra de muerte, pero la Biblia no nos enseña que David el autor de este salmo no tuvo miedo, pues es normal que todo ser humano tenga miedo, ya que es una emoción caracterizada por una sensación desagradable provocada por la percepción de un peligro.

Entonces, ¿quien le dio la confianza a David para no tener miedo y poder decir “no temeré mal alguno”? Dios Todopoderoso, el que tiene el poder para infundirnos valor en el momento más difícil de nuestras vidas, tal como lo ha hecho con muchos otros, puede ayudarnos a nosotros en cualquier situación o peligro que pueda sobrevenirnos.
„No temeré mal alguno“

Entonces deberíamos entender según la palabra de Dios, que Él nos ofrece la seguridad de ayudarnos en el más duro de los momentos de la vida. Debemos de poner nuestra Fe en nuestro Señor Jesús que nos ha prometido estar con nosotros todo los días de nuestras vidas hasta el fin del mundo, por eso el rey David expresa lo siguiente: “Porque tú estarás conmigo”, este es el fundamento suficiente de la confianza de David. Dios no abandonará ni dejará a los que en el confían, en Su presencia hay fuerza, consuelo, descanso y esperanza.


Por último reconocer que nuestro Dios es soberano, que todo sucede bajo su voluntad. Él da la vida y quita la vida, pero nada nos podrá separar del amor de Dios en Cristo Jesús Señor nuestro.

© 2021 created by Q4 Ideen und Gestaltung |  Impresum  |   BFP